El año pasado, el Ayuntamiento de Barcelona decidió suspender la concesión de licencias para alojamiento turístico durante el plazo de un año (hasta julio de 2016). La finalidad de la suspensión era promover el desarrollo del nuevo Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT) para tratar de reducir el turismo de masas y evitar que algunos barrios acabaran convirtiéndose en parques temáticos. Este proyecto afecta a cualquier tipo de alojamiento turístico como hoteles, apartamentos, albergues, residencia de estudiantes, etc.).

El 10 de marzo de 2016, el Ayuntamiento de Barcelona acordó la aprobación inicial del PEUAT por un período de 3 meses. El PEUAT está diseñado como una herramienta para intentar compatibilizar el alojamiento turístico con la calidad de vida de los vecinos.

Por ejemplo, el PEUAT regula lo siguiente:

  • El 1 de julio de 2015 (fecha de la suspensión de licencias), con el fin de preservar el derecho a la vivienda, al descanso y a la privacidad, los pisos turísticos no pueden sustituir el uso de una vivienda residencial;
  • Este tipo de alojamientos deberán estar situados en edificios con uso exclusivamente turístico (excepto los apartamentos de planta baja y los que están en una calle de más de 8 metros de ancho);
  • Por último, el PEUAT obliga la ciudad de Barcelona a adoptar una política de crecimiento cero respecto al alojamiento turístico en el centro de la ciudad y, la concesión de licencias deberá limitarse a la periferia.

Cada barrio tendrá su propia regulación específica. De hecho, el Ayuntamiento de Barcelona no permitirá la concesión de nuevas licencias en el distrito de Ciutat Vella, Antiga Esquerra, Dreta del Eixample, una parte del distrito de Sant Antoni, Poble Sec y Gràcia. En efecto, estas áreas son consideradas como muy saturadas y se impone una disminución del alojamiento turístico. En consecuencia, cuando un alojamiento turístico cierre será imposible abrir uno nuevo.

El PEUAT también establece que el número de plazas e instalaciones turísticas se podrá mantener en los distritos de la Sagrada Familia, Fort Pienc, Galvany, Putxet, Nova Gràcia o Diagonal Mar. Esto significa que cuando algún alojamiento turístico cierre será posible abrir otro con la misma capacidad.

Se permitirá un crecimiento lento de los alojamientos turísticos sólo en ciertas áreas de Sants, Les Corts, Sarrià, Gràcia Horta – Nou Barris, Sant Andreu y Sant Martí (hasta 4.025 plazas adicionales).

 

Héloïse Lopez

hlopez@avocatbarcelone.com

 

Facebooklinkedin